miércoles, 13 de julio de 2016

Sobre la conexión entre personas

La conexión es algo que se tiene o no se tiene, no hay grises. Es algo que cuesta encontrar, no me refiero a que cueste tiempo forjarla, creo que viene hecha, lo que pasa es que no todos los días encuentras alguien que conecte contigo. Ni todos los años. Es muy difícil. El ser humano está en constante búsqueda de nuevas sensaciones, de nuevas canciones que le ericen la piel, de lugares que le hagan querer volver. Suena idílico pero de repente llega una persona y lo sabes. Tal vez no sea amor, no tiene por qué serlo, ni tiene por qué ser una simple amistad, no entiende de categorias ni relaciones, simplemente una persona llega y tras momentos, conversaciones y complicidad notas esa conexión. A veces puede confundirte, porque piensas: ¿qué es esto que estoy sintiendo? Muy rápido para ser amor, muy lento para ser una simple atracción a primera vista. No creo que haya que darle tantas vueltas a lo que es sino a lo que te hace sentir, el hecho de que hay alguien que encaja contigo como dos piezas de puzzle, es algo maravilloso. No perfecto, porque tendrá sus más y sus menos, a lo mejor ni siquiera es una conexión correspondida, y esa persona no la siente pero tú si y te frustra. Es tan sencillo como dejarse llevar y disfrutar la compañía, ya habrá tiempo de pensarlo cuando dejemos de vivirlo.

miércoles, 6 de julio de 2016

Noche en el embarcadero

Y una flor y unos pétalos y un bohemio que se pierde en un bar

Una guitarra y unos acordes y una pija que no sabe tocar

Una luna llena dos estrellas fugaces y una sirena nadando en el mar

Una botella tres hielos y un borracho que sueña con que va a naufragar

Y que se encuentran un sol y una luna que quieren explotar
después de tres copas deciden bailar
y la noche se estrella en el fondo del mar

la sirena oyendo la guitarra ayuda al borracho a flotar
y el bohemio que se había perdido, decide volver a nadar...

Paralelos

Estamos mirando a una pantalla, una película, algo que hemos puesto de fondo

pero mientras tanto nuestras almas están librando otra batalla

mientras aquí en el mundo terrenal sólo nos rozamos, mi alma está besando a la tuya

en ese mundo paralelo en el cual yo soy quien te quita el sueño, o más bien las pesadillas

soy yo quien te desvela o quien te acaricia hasta dormirte, soy yo quien te susurra y te estremece o quien te chilla pidiendo más

en ese mundo paralelo que nunca va a encontrarse con el nuestro, en ese que la realidad siempre es ficticia y los sueños sueños son

quién pudiese vivir ahí fuera que aquí dentro arde mi pecho, que duele ver cómo sólo soy una sombra sin reflejo

en ese otro mundo me estás dando la mano, aquí abajo

sólo rozan nuestros sueños