Pasen y vean

miércoles, 26 de julio de 2017

Ojalá lo entendieras,
que no es por gusto que es por supervivencia,
que no es que no te quiera es que necesito no hacerlo,
que ojalá fuese tan fácil ser tú,
un ser frío y sin trasfondo,
un ser efímero y sin miedo,
alguien que llega destruye y se va,
creo que en algún momento todos lo hemos sido,
algunos intentamos dejar de serlo,
otros como tú pretendéis volver a las ruinas,
donde unas piedras intentan reconstruir todo un mundo interior,
devastado por la esperanza de que su propio enemigo pudiese salvarle,
y por eso te di tantas oportunidades,
porque lo que guardo dentro me decía que necesitaba lo que tú le dabas fuera,
y aún sabiendo que serías mi destrucción, siempre te volvía a dejar entrar,
hasta que pude tenerme en pie y por fin hice caso a quienes lo veían desde fuera,
ellos que lo veían todo tal y como era y que veían cómo se caían los muros,
ahora que he conseguido desterrarte de mi mundo interior,
entiende que no puedo volver a dejarte entrar,
no me lo pongas tan difícil.

Indiferencia

El problema no está en quererlo todo, está en no cuidar nada, y siempre acabamos suplicando al silencio, que necesitamos más tiempo, sol...