Pasen y vean

miércoles, 24 de septiembre de 2014

A corazon abierto

#np Don't go-BMTH.

Solía creer en las malas rachas, pero las veía como algo pasajero, un mal dia, una mala semana, sin embargo llevaba tiempo asi y supe que iba para largo. Desde su última frase fue como si cayese en un pozo enorme, y no es que no tuviese fondo, es que yo intentaba no encontrarlo, no quería seguir bajando. Los problemas de la gente de mi edad consistían en un suspenso en mates, una pelea leve con sus padres o una ruptura de pareja adolescente sin sentido, me pregunté mil veces: ¿de verdad solo tengo 16 años? Porque si es así, mis problemas no son problemas de alguien de 16 años, no puedo tener solo 16 años. Pero los tenía. La gente de mi alrededor se quejaba de que sus padres eran muy exigentes, de que la persona que querían no les correspondía, y decían que estaban "deprimidos", pero realmente, desde mi perspectiva solo me causaban gracia, porque realmente ninguno sabía ni creo que llegue a saber lo que es de verdad una depresión. Fue pasando el tiempo y lo mejor para mí era encerrarme en mi misma, intentar apoyarme en alguien era contraproducente y ni me ayudaba ni sabía hacerlo, lo único que me ayudaba era la música, escribir y no hablar con nadie. No era para nada la adolescencia que tenía pensado vivir, pero por mala suerte era la que me había tocado. Al fin y al cabo en el mundo pasan muchas cosas malas, y si no me hubiese pasado a mí a lo mejor le hubiese pasado a otra persona. "Solo es cuestión de tiempo" me decía todos los dias, y entre eso y salir de vez en cuando a despejarme conseguí pensar en salir de este agujero. Hoy, 1 mes y medio después de que la pesadilla empezase y solo dos semanas después de que definitivamente se fuese, sigo pensando que es cuestión de tiempo, que saldre de aqui, que todo ira a mejor y que a mi parecer, deberíais de valorar mucho más lo que teneis.

viernes, 5 de septiembre de 2014

Mi soledad

Todo iba bien, me sentía sola pero era mi soledad, llegaste tú y tuve que compartirla. No me preguntaste nunca por ella, sabías que estaba ahí pero te daba igual, estaba demasiado dentro mía como para llegar a afectarte a ti. La soledad a veces se alejaba, cuando estábamos juntos ella no existía, pero era un placebo. Cada vez que la escondías se iba haciendo más y más grande, mi soledad iba alimentándose con mis problemas, mis sentimientos y mis miedos, tú no la vaciabas, solo la escondías, crecía pero no te importaba. Yo no quería ninguna relación, no quería cariño excesivo, no quería compromisos ni tampoco cosas pasajeras, solo quería alguien en quién confiar, alguien a quién contarle lo que sentía y que de verdad le importase, no necesitaba amor de pega, ni siquiera necesitaba amor, solo quería compartir mi soledad con alguien hasta acabar haciendo que desapareciese de mí para poder volver a ser yo. 

Mi soledad se volvió enorme y en vez de esconderla tú a ella me acabó escondiendo ella a mi.

Indiferencia

El problema no está en quererlo todo, está en no cuidar nada, y siempre acabamos suplicando al silencio, que necesitamos más tiempo, sol...