miércoles, 30 de diciembre de 2015

Segundas navidades sin ti

31 de diciembre de 2015, estamos todos nerviosos contando las uvas, a mi primo se le cae una al suelo, coge otra, suenan los cuartos, ¿hay que comérselas ya? no hija, todavía no, ahora ya sí, terminan las campanadas, todos se levantan y se dan dos besos, abrazos, todos buscan a quien más quieren abrazar en ese gran momento. Y me faltas tú. Abrazo a mi madre, y luego encuentro el hueco vacío, la silla desocupada, el plato y los cubiertos que nadie va a usar, las 12 uvas que faltan en los racimos que hay en la mesa. Es fácil no poner cubiertos a alguien que ya no está, es fácil contar 10 personas en vez de 11 y partiendo de eso saber cuántas sillas colocar, es muy fácil no comprar uvas de más si sabes que sobrarían porque somos 10, no 11. Pero no es fácil vivir sabiendo quién falta. Las segundas navidades sin ti, el segundo año que me falta alguien por abrazar al levantarme, alguien que haga bromas con los cuartos y las campanadas, alguien que se ría de mi abuelo quedándose dormido en la cena familiar pero que luego se quede dormido él, me falta alguien que me felicite el año, y es que me llegan felicitaciones, la gente me desea un buen año (sea por compromiso o no) pero me sigue faltando la felicitación que hace que las demás me resulten vacías porque no concibo un buen año después de tu pérdida. No puede ser mi año si no voy a lograr mis metas y luego contártelas. No puedo ser feliz en navidades sin un regalo debajo del árbol que sea unos calcetines o unos pañuelos. No puedo ser feliz con regalos si no me puedo ir directa a tu cama al abrirlos. Puede pasar mucho tiempo, pueden pasar años, pero siempre serás el regalo de navidad que nunca podré volver a tener. Te quiero, papá.

domingo, 27 de diciembre de 2015

Ella

y qué te voy a decir de ella
si ella es música
ella es cada nota en un pentagrama que no necesita acordes
ella es quien enmudece los cantos de sirena
es cada ola que rompe y se convierte en espuma
ella es cada grito que escondo en mis pulmones
es magia, es arte
es esa caricia que te extremece sin darte cuenta
ese silencio cuando más lo necesitas
la brisa de aire que mece mi cuerpo
el tacto suave de alguien tocando el violín
es un sueño de los que te despiertas e intentas volverte a dormir para revivirlo
es el lugar con vistas al mar en el que me quedaria acurrucada hasta dormirme
si la vieses lo entenderías todo
si la escuchases reir...
simplemente reirías con ella

viernes, 25 de diciembre de 2015

Solo sé que no soy nada

yo,
que he sido luz he sido oscuridad,
que he sido agua he sido fuego,
yo que he sonreido he llorado,
he hecho daño me han herido,
he disparado he interceptado balas,
he soñado he vivido,
he dejado escapar he retenido,
yo que me he muerto de calor y hoy muero de frio,
que he chillado y he vivido en susurros,
yo que soy débil y a la vez he sido fuerte,
yo que callo y a la vez no he parado de hablar,
yo que he odiado y he querido,
que he perdonado y que me he resentido,
yo que he olvidado y recuerdo a todas horas,
yo que he perdido el tiempo y lo he aprovechado a cada segundo,
yo que he sido cielo y tierra,
aire y agua,
ahora solo sé
que no soy nada

martes, 22 de diciembre de 2015

No me espereis despiertos

cansada de lo mismo de siempre,
de no ser la misma, de perder todas las veces,
no me gusta este juego ni siquiera sé cómo se juega,
solo puedo dar golpes a la mesa y pasar turno,
cansada de las altas expectativas,
tanto de tenerlas como de que la gente las tenga sobre mí,
no vivo para cumplir estándares, ni impuestos por la sociedad ni impuestos por nadie de mi alrededor,
no he venido aquí a ser lo que todos quereis que sea,
ni siquiera soy politicamente correcta pero no me hace falta,
no voy a levantaros a todos mientras me dejo caer a mí misma,
no voy a haceros felices si eso implica tener menos en cuenta mi felicidad,
llamadme egoísta, yo solo pienso que he llegado al límite,
ya no espero nada de nadie asi que no lo espereis de mí,
y no es una carta de despedida, y si lo fuese solo me pediría perdón a mí misma,
porque he dado tanto por todos que me he quedado sin nada para levantar mi cuerpo del suelo,
suerte la próxima vez

viernes, 18 de diciembre de 2015

Y no cambiará nunca

y a día de hoy aun me culpo,
aun sabiendo que no fui la culpable,
que no fue decisión mía,
que yo no hice nada para que esto ocurriera,
cada vez que lo extraño me culpo a mí misma,
porque no debería echar de menos algo que se alejó de mí,
pero así soy, lo echo tanto de menos a veces,
conversaciones, llantos, risas, complicidad,
me frustra el hecho de que nunca en mi vida me había sentido así de complementada con nadie,
y me frustra que si en 18 años no lo había conseguido algo me dice que nunca encontraré una amistad como aquella,
porque era inigualable,
no pretendo culpar a terceros, ni siquiera a la otra parte implicada,
simplemente a veces se toman caminos distintos, y el tiempo y el espacio se encargan de lo demás,
si no lo intento recuperar es porque algo me dice que la cuerda ya se rompió,
que por mucho que me esfuerce nunca volveremos a ser lo que fuimos,
y no, señores, no estoy hablando de amor,
estoy hablando de algo que para mí está por encima de eso,
pero quizá solo sea así para mí,
y a lo mejor yo soy la tonta que te echa de menos pero no hace nada para cambiarlo porque sabe que sería chocar contra un muro,
aún así creo que te echaré de menos toda mi vida...

jueves, 10 de diciembre de 2015

Diez

quizá ha llegado el día,
tal vez por fin me he cansado de perseguir un fantasma,
luchar contra las agujas del reloj me ha dejado sin fuerzas,
es una estupidez seguir esperando una conversación que no llega,
tal vez me siento estúpida, idiota, inútil
por seguir sufriendo cada vez que a ti te apetece hacerme sufrir,
llevo tanto tiempo pidiendo una única cosa...
solo quiero salir de aquí,
no puedo perseguir a una sombra que me da la espalda,
no puedo seguir llorando cada vez que te veo,
ni despertarme todos los días con la motivación de que tal vez te decidas a hablarme,
lo peor es que no te estoy pidiendo la luna,
no te pido que vuelvas, ni siquiera que me quieras,
solo quiero oirte, leerte, quiero que me ayudes a salir de aquí,
porque tanto tiempo después las heridas abiertas siguen doliendo,
porque me he cansado de dibujar con tinta invisible,
de escribir mientras brota la sangre,
de llorar lágrimas secas,
de hacer cartas sin destinatario,
me vuelvo a sentir estúpida por seguir detrás de alguien que me hizo tanto daño,
pero me siento mucho peor sabiendo que escapa de mi control,
no voy a seguir intentandolo,
no voy ni siquiera a volver a pesar en ti nunca más,
no me quedan fuerzas ni siquiera para pensar en mí...

sábado, 5 de diciembre de 2015

Insensato sentimiento

creo que me he dado cuenta de algo,
y es que no te echo de menos a ti
echo de menos la sensación,
esa sensación que cuando la sientes puede matarte o darte la vida,
es ese momento en el que las palabras de una persona concreta pueden alegrarte el día o pueden hundirte,
ese instante en el que rozar su mano te da un escalofrío, oir su voz te estremece y notas cómo el pecho rebota unos latidos muy rápidos,
es ese sentimiento que hace que te levantes todos los dias con una sonrisa, que estés deseando verle y besarle,
creo que el amor es ese justo momento en el que estais tumbados mirándoos fijamente y ambos sonreís,
y recuerdo cada mirada de complicidad, cada te quiero, incluso aquel te amo,
creo que hoy me he dado cuenta
lo que echo de menos es el sentimiento
el problema es que solo lo he sentido contigo

jueves, 3 de diciembre de 2015

Texto sobre la depresión, experiencia y ayuda

Antes de nada quiero dejar claro que esta entrada no es poética, no tiene nada que ver con todas las anteriores, y tiene el fin de poder ayudar a personas con depresión, autoestima baja o problemas similares. Pretendo contar mi experiencia, como lo pasé y cómo lo supero cada día, con el único fin de poder ayudar a alguien que lo necesite. Gracias.

Yo tenía 15 años, cuando todo empezó a derrumbarse en mi vida. Sin saberlo ni poder controlarlo estaba metida en una relación tóxica, muy dañina, por la que perdí 8 kilos en dos meses y por la que lloré, sufrí y me arrastré un año entero, 368 días exactos. Mientras yo estaba dentro de esa relación, a mi sobrino pequeño de 4 años (que es como un hermano para mí) le diagnosticaron leucemia (un cáncer en la sangre). Fueron pasando los meses y conseguí salir de la relación aunque me dejó muy tocada, perdí muchos amigos y perdí algo muy importante, el amor propio. Mi sobrino fue mejorando poco a poco aunque con baches, hasta que en agosto de 2014 mi padre ingresó en el hospital con cáncer de pulmón y justo un mes después murió. Días después de que esto pasase, la persona de la que estaba enamorada me utilizó para una noche y después desapareció. Toda esta serie de sucesos dejaron a una chica de 16 años agotada, teniendo que cargar con mucho peso para tan poca edad. Pero exploté, y eso se vio reflejado en una profunda depresión, no comía, solo quería estar tumbada todo el día, y tenía problemas de salud continuos, me callé todo y me apoyé solo en la escritura. Fueron pasando los meses y yo veía todo negro, creia que no iba a salir de ese agujero que cada vez se hacia más grande y me parecía que las malas rachas se repetían demasiado y todas a la vez. Hasta que un día decidí salir. Sí, no puedes salir de una depresión hasta que no dices: hasta aquí. Pueden pasar miles de cosas a tu favor pero hasta que tú no decides que la vida vale la pena, no consigues vivirla. Poco a poco fui apoyándome en lo que tenía, por poco o mucho que fuese, me apoyé en mi madre, en mis hermanos, en ver mejorar a mi sobrino, en mis amigos, me centré en salir todo lo posible, nunca quedarme a pensar mis problemas en casa. Lo mejor sin duda era despejarse, incluso salir sola a dar una vuelta y respirar aire, o cantar, bailar, escribir. Me apunté a actividades extraescolares, e intenté no pensar nunca más en algo que no fuese vivir. Sí, sé que no es fácil, pero siempre absolutamente siempre hay un motivo para salir adelante, por el ejemplo el simple hecho de que estás viva, de que eres joven y tienes tiempo de que todo vaya a mejor. Solo cuando tocas el fondo sabes que tienes que salir, porque claro que puedes llorar, todo el mundo puede necesitar un tiempo para elles mismes, pero siempre hay que recordar que la vida es algo muy valioso, y que nuestra perspectiva hace mucho trabajo. Hay mucha diferencia en el simple hecho de despertarse negativa o despertarse respirando hondo y diciendo "hoy es un nuevo día". Porque tenemos que valorarnos, querernos, porque somos capaces de salir del agujero, todes lo somos. Siempre que necesites recordarlo apoyate en gente cercana o incluso gente de redes sociales o que sientas confianza. Siempre va a haber alguien. Siempre se puede salir.

miércoles, 2 de diciembre de 2015

Mi patria

te doy la mano y me congelo, 
río de esmeralda, hielo gélido,
tu boca cereza brillante,
tus ojos marfil, 
blanco nieve, brillan como la luna,
pelo azabache, 
me enredo trepando con mis dedos,
y recorro tu cuerpo mientras pides clemencia, 
susurros como banda sonora,
y tu voz como mi himno, 
tu mi nación y tu pelo mi bandera,
que duro sería ir a la guerra,
si tuviese que dejar mi patria en otros brazos