jueves, 10 de diciembre de 2015

Diez

quizá ha llegado el día,
tal vez por fin me he cansado de perseguir un fantasma,
luchar contra las agujas del reloj me ha dejado sin fuerzas,
es una estupidez seguir esperando una conversación que no llega,
tal vez me siento estúpida, idiota, inútil
por seguir sufriendo cada vez que a ti te apetece hacerme sufrir,
llevo tanto tiempo pidiendo una única cosa...
solo quiero salir de aquí,
no puedo perseguir a una sombra que me da la espalda,
no puedo seguir llorando cada vez que te veo,
ni despertarme todos los días con la motivación de que tal vez te decidas a hablarme,
lo peor es que no te estoy pidiendo la luna,
no te pido que vuelvas, ni siquiera que me quieras,
solo quiero oirte, leerte, quiero que me ayudes a salir de aquí,
porque tanto tiempo después las heridas abiertas siguen doliendo,
porque me he cansado de dibujar con tinta invisible,
de escribir mientras brota la sangre,
de llorar lágrimas secas,
de hacer cartas sin destinatario,
me vuelvo a sentir estúpida por seguir detrás de alguien que me hizo tanto daño,
pero me siento mucho peor sabiendo que escapa de mi control,
no voy a seguir intentandolo,
no voy ni siquiera a volver a pesar en ti nunca más,
no me quedan fuerzas ni siquiera para pensar en mí...

No hay comentarios:

Publicar un comentario