Pasen y vean

viernes, 3 de abril de 2015

Mágico

Cómo explicarlo...

Eres la rama a la que me agarraría si me cayese por un acantilado.
La tapa de mi libro favorito.
El principio de la canción que más me gusta.
La rima en los versos pares del mejor de los poemas.

Todo eso y más es lo que eres. 
Y lo que yo soy contigo, que me siento enorme cuando tú me haces grande.
Tienes magia sin necesitar trucos.
Lo que haces en mí no lo hace nadie y eso debe significar algo.
Me haces más humana, más sensible, más vulnerable
pero a la vez me haces más fuerte, menos cobarde
haces que quiera arriesgarme a perder solo por la posibilidad de ganar

Me noto menos fría cuando me quemas
menos dura cuando me ablandas

Eres la linterna que la vida me ha puesto en la mano para encontrar la salida del túnel
Tienes todo lo que me falta,
todo lo que necesito,
Me haces sentirme tan cómoda, 
como si mi hogar fuese cada lugar en el que estoy contigo

Desde el primer momento, sin saberlo, me has hecho pelear y me has enseñado que merece la pena quien te la quita
eres el claro ejemplo de que a veces hay que esperar para que las cosas vayan bien.

Hablar de tu magia podría convertirse en un monólogo de horas y horas, pero sería una absurda forma de perder el tiempo teniendo en cuenta que podría pasarlo contigo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Indiferencia

El problema no está en quererlo todo, está en no cuidar nada, y siempre acabamos suplicando al silencio, que necesitamos más tiempo, sol...