Pasen y vean

lunes, 1 de febrero de 2016

Dentro llueve

Fuera hace sol,
pero aquí dentro llueve,
aquí donde no existen las tormentas,
porque los truenos son constantes,
donde no hay nubes negras,
sino que el cielo es negro en sí,
aquí donde grito pidiendo auxilio,
y solo me salvo cuando me oigo a mí misma,
aquí en mi templo,
yo que soy mi hogar y mi patria,
hoy llueve en mi tejado,
hoy no hay canciones felices,
ni acordes que me hagan sonreir,
hoy las lágrimas intentan florecer desde mis ojos,
y yo las dejo nacer,
y todo esto porque vivo pensando que no estoy preparada,
que todo me pasa rápido y sin tiempo de reaccionar,
a veces creo que la vida piensa que estoy esperando los golpes,
pero nunca es así,
siempre estoy quieta y de repente todo se rompe,
y aún así me levanto y vuelvo a andar entre cristales,
porque siempre lo hago, siempre salgo
pero cada vez que me levanto es con un nuevo peso a mi espalda,
y mira que pocas cosas me importan tanto como para anteponerlas a mi felicidad,
pero se me hace imposible andar sin ti,
amigo del alma, alma gemela,
compañero de vida, vida entera,
sin ti no soy nada,
y qué es la nada sin ti…
me da rabia escribirte porque en mi cabeza no te lo mereces,
pero me hacías la vida más fácil,
y ahora ser vida es difícil,

por si no me acompañas más en este trayecto,
recuerda que siempre te quise más de la cuenta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Verano

verano, dos esposas que se rompen, alas que brotan y liberan cadenas, islas que se separan mientras nacen volcanes, aves que vuelan al n...