Pasen y vean

miércoles, 23 de marzo de 2016

Despegue

giré el casette y volvió a sonar tu voz
bastante familiar pero menos cercana
ya no noté las espinas que antes me pinchaban
no había dolor al oir tu nombre
ya no dolía tu recuerdo como estacas
y aunque te llevo dentro de la piel ya no quema
a tu fuego soy ya tan resistente como el agua
que me pare ahora quien pueda
que sin ti ahogándome el alma ya no me quedan cadenas
que si antes me creia libre es porque no conocia esta libertad
porque de la esclavitud física te puedes librar
pero ser esclavo mentalmente duele más
y ahora que no hay alianza ni anillo de metal
ni el más caro de los oros podrá comprar mi libertad
que ahora que no te necesito como oxigeno en las venas
podrías intentar cortarme, la piel se regenera
sin ti tirando de la cuerda ya no hay nudos
ni tengo que tensar el hilo para recordar el camino
qué bien se está si no es contigo
y qué liberada me siento cuando tú no eres testigo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Indiferencia

El problema no está en quererlo todo, está en no cuidar nada, y siempre acabamos suplicando al silencio, que necesitamos más tiempo, sol...