Pasen y vean

sábado, 10 de junio de 2017

Sin reproches

nunca te he escrito sin reproches,
porque ni siquiera me atrevo a que me leas,
porque es más fácil exigir cambios,
que asumir consecuencias,

porque los sentimientos si se sienten siempre suenan fuertes,
y nunca queremos que salgan por la boca,
pero supuran versos mis vasos,
y por una vez voy a darme libre albedrío,

porque cuando escribo entro en un mundo paralelo,
y aquí no existe el miedo,
el miedo a ser verso,
y querer sin desmesura,

que la intensidad de los sentimientos aquí se triplica,
y el vórtice de escalofríos acompasa melodías,
que entre bajo y bajo se me olvidan las medidas,
y no hay reglas cuando la tinta chilla,

y por eso hoy siento todo hasta los límites,
hasta que se desborde,
hoy hasta el aire es poesía,
y te convierto en todo lo que escribo,

hoy todo tu cuerpo son metáforas,
y cada vez que sonrías van a rimar los versos,
porque eres literatura viva,
eres la magia del poeta atormentado,

porque contigo el jazmín florece,
eres vida y oxígeno,
eres bocanada de aire fresco,
eres todo lo que sueñan las musas,

y si duermo en tu regazo,
la vida me da segundos de más,
aun le debo una,
por poner magia en mi camino.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Condicionales

Me gustaría besarte a la sombra de las palmeras, a la orilla de las mareas, con la sal en los labios, me gustaría cuidarte, proteger cad...