Pasen y vean

martes, 27 de junio de 2017

Verano

verano,
dos esposas que se rompen,
alas que brotan y liberan cadenas,
islas que se separan mientras nacen volcanes,
aves que vuelan al norte y no volverán a encontrarse,
verano lo que tú separas no lo separa nadie,
rutinas que se marchitan para aflorar planes imprevistos,
miedo en las alturas en las que todo parecen precipicios,
escribir finales,
narrar principios,
decepciones amargas con sabor agridulce,
sorpresas con más miel que en los labios,
despedidas a medias,
y medidas desmedidas que predicen las caídas,
y arden por los costados incendios de verso y rima,
por lo que puedas depararme voy a ir con cautela,
solo espero que el verano no me haga echar de menos las cadenas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Indiferencia

El problema no está en quererlo todo, está en no cuidar nada, y siempre acabamos suplicando al silencio, que necesitamos más tiempo, sol...